Pautas de la Agencia Europea de Medio Ambiente para abordar los residuos plásticos, electrónicos y textiles

Pautas de la Agencia Europea de Medio Ambiente para abordar los residuos plásticos, electrónicos y textiles

La reutilización y el reciclaje son claves para hacer frente a los residuos y conseguir una economía circular en Europa.

Los Estados miembros se enfrentan a un dilema sobre cómo lidiar con los millones de toneladas de desechos generados en Europa cada año, especialmente teniendo en cuenta el creciente número de estrictas prohibiciones y normas internacionales respecto a la exportación de desechos a otros países. Existe una gran preocupación por el impacto de dichos desechos en el medio ambiente y nuestra salud, así como del impacto de la extracción, producción y consumo de recursos. La generación de residuos también contribuye a la contaminación del aire, agua y suelo, así como al cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Tras varias sesiones informativas sobre las exportaciones de residuos plásticos y las pérdidas de recursos derivadas de la gestión de residuos, la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) muestra que existe un gran potencial para aumentar la reutilización y el reciclaje en los próximos años, lo que proporcionaría una gran cantidad de recursos materiales para los fabricantes locales.

No obstante, aunque se están haciendo progresos en Europa para reforzar una política de residuos ya ambiciosa y establecer un marco sólido de economía circular, la UE sigue perdiendo oportunidades para reutilizar una cantidad significativa de recursos valiosos que actualmente se pierden a través de prácticas ineficientes de gestión de residuos.

La recolección, la reutilización y el reciclaje deficientes o inadecuados de desechos plásticos, electrónicos y textiles, así como la falta de conciencia por parte de los consumidores sobre el problema de los desechos, deben abordarse para mejorar la situación.

Por último, también habría que tener en cuenta la presencia de sustancias peligrosas, ya que también pueden obstaculizar el reciclaje y, por lo tanto, oportunidades para avanzar hacia una mayor circularidad, al igual que los productos que no están diseñados adecuadamente para el reciclaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *