Características básicas de emprendedores

Ser emprendedor es algo más que un empleo. Ser emprendedor es una actitud, una forma de vida. En la actual situación que vive España, son muchos los que recomiendan apostar por el emprendimiento para lograr ganarse la vida. Por supuesto, no es un camino fácil, requiere de mucho esfuerzo y trabajo diario, pero si sale bien puede aportar grandes beneficios. Y no solo monetarios. Puede otorgar una gran libertad, permitirnos el lujo de no tener un jefe más allá de nosotros mismos, entre otras ventajas.

Antes de lanzarse a la aventura merece la pena preguntarse si tenemos mentalidad de emprendedor. ¿Cumple alguna de las siguientes características?

  • Compromiso

Cuando iniciamos nuestra aventura hay que tener claro nuestro compromiso con la misma para que salga bien. La perseverancia y la determinación es una de las características que marcan si un proyecto llega a buen puerto o no. Compromiso también para ser capaz de centrarse en el proyecto sin distracciones.

  • Iniciativa

Para un emprendedor es básica la iniciativa, ser capaz de lanzarse a un negocio. Todos los grandes empresarios han destacado, entre otras cosas, por su iniciativa. Es el caso de Steve Jobs, que ni siquiera acabó su carrera pero fue capaz de lanzar su propia empresa.

  • Resolución

La vida de un emprendedor va a estar marcada por la toma de decisiones constantes. Desde que uno monta su empresa estará constantemente resolviendo problemas, por lo que se debe estar preparado para ello.

  • Creatividad e innovación

Un emprendedor debe tener buenas ideas que le permitan crear productos o servicios con los que comerciar. No solo se trata de inventar cosas, sino que también es posible darle nuevos o distintos usos a productos que ya existen, buscando la diferenciación. Por ello es importante tratar de innovar constantemente, en busca de nuevos productos que nos permitan sobrevivir o crecer.

  • Optimismo

El emprendedor debe ser optimista y confiar en sí mismo. Ser positivo es básico para atraer el éxito y lidiar con los numerosos problemas que se van a presentar en su negocio.

  • Trabajo en equipo

Una persona sola no va a alcanzar el éxito. Es básico obtener el apoyo de empleados y compañeros, por lo que es imprescindible ser capaz de potenciar el trabajo en equipo y elegir a las mejores personas para nuestro proyecto. Además, debemos ser capaces de mantener la armonía en nuestra plantilla.

  • Saber escuchar

Para emprender hay que tener claro que no existe la verdad absoluta. Hay que ser capaz de escuchar a los demás para aprender y mejorar: tanto a clientes como compañeros, rivales o expertos.

  • Tolerancia al fracaso

Nuestro pensamiento tiene que estar siempre enfocado en conseguir el logro, pero hay que ser consciente de que el fracaso está muy presente en la vida del emprendedor. Hay que tratar de aprender de nuestros errores, que nos hagan mejores. «En EEUU consideran que el primer negocio rentable se logra tras dos fracasos», asegura el emprendedor Óscar Sánchez.

  • Visión

No existe negocio de ningún tipo sin una visión previa. Los emprendedores son capaces de ver más que el resto, de tener siempre en mente el modelo de negocio.

  • Pasión

Los emprendedores se entregan a su proyecto con total dedicación para tratar de alcanzar los objetivos marcados. Para ello, es imprescindible adorar la actividad emprendida, sentir pasión por la misma, o es imposible mantener la entrega necesaria.

 

Edited by : Flavja Gjergji

Create a website with us

  • Menos es más: Al igual que en el mundo de la moda, no podemos olvidar que en internet lo estético triunfa. Las páginas con una imagen clara, atractiva visualmente y que transmita de forma sencilla su mensaje será un éxito. Al igual que con los perfumes, menos es más.
  • Navegación sencilla: Este apartado es crítico, conseguir que la navegación sea lo más sencilla posible es clave para que los usuarios no abandonen nuestro sitio web antes de tiempo. ¿Cuántos de nosotros hemos abandonado una web porque era un caos? Un mal diseño te hará perder ventas o afectará a tu imagen de marca.
  • Tiempos de carga reducidos: Todo buen diseñador conoce que los tiempos de carga de nuestra web deben ser lo más reducidos posible. ¿Por qué? Básicamente porque la velocidad de internet es desigual en cada país y, si tenemos un negocio internacional, debemos atender las necesidades de las personas con un ancho de banda más reducido.
  • Diseño limpio: Al igual que el tema de la navegación sencilla, una de las características más difíciles, aunque parezca lo contrario, es conseguir un diseño limpio. Eliminar todos los elementos superfluos y transmitir el mensaje de forma clara es muy difícil. El minimalismo web es una corriente que ha venido para quedarse durante muchos años entre nosotros.
  • Debe ser una web responsive: Desde que internet en el móvil se ha convertido en el centro de la industria a nivel global, cada vez más empresas consideran indispensable contar con una página web profesional adaptada a todo tipo de pantallas, ya sea un ordenador, un teléfono, una tablet o una videoconsola.

Lo importante es llegar a todo el mundo sin perder la esencia de nuestro diseño. Por ello, contar con un equipo de profesionales que nos ayuden a crear una página web es esencial.

  • Actualiza el contenido con frecuencia: No hay cosa que aburra más a un usuario que una página web que no se actualiza. Aunque tengamos una web informativa para hacer branding, sería interesante habilitar una sección de “blog” en la que subamos de forma periódica artículos interesantes relacionados directamente con nuestra empresa o cosas importantes del sector.
  • Haz que los usuarios participen: A todos nos gusta sentirnos incluidos, y al usuario de internet le encanta poder dar su opinión. Crea un espacio para que los usuarios puedan dejar comentarios, hablen entre ellos y así se creen los cimientos de una futura comunidad de usuarios fieles.
  • Ofrece incentivos: ¿Quién rechaza algún descuento o regalo? Si quieres potenciar tu sitio web lo mejor que puedes hacer es crear un concurso, ofrecer descuentos o regalos. No sólo es una forma magnífica para fidelizar clientes, sino que te da la posibilidad de conseguir presencia en las redes sociales.
  • Incluye botones a las redes sociales: Al igual que los concursos e incentivos se mueven por las redes sociales, la información y las noticias interesantes también son un contenido muy compartido en internet. Si tienes una web que gusta es importante que facilites la tarea de que los usuarios se la enseñen a sus amigos.
  • Cuida la atención al cliente: Ya sea una web corporativa o una tienda online, es importante que pongas en una zona clara un método para que tus clientes se pongan en contacto contigo: un email, un teléfono o incluso un chat online.

Edited by: Flavja Gjergji

Empresas sin ánimo de lucro

Las organizaciones sin fines de lucro son aquellas que no tienen una meta económica o lucrativa. Generalmente son organizaciones que poseen fines comunitarios o de ayuda de algún tipo.

Este tipo de ayuda puede ser de origen religioso, de beneficencia, con propósitos educativos, investigativos, o de protección del medio ambiente. Sin embargo, y aunque estas empresas no tengan como meta la ganancia económica, sí necesitan de fondos monetarios para la elaboración de dicha organización. Estas organizaciones aceptan inversiones de entidades estatales o privadas.

En estas organizaciones, generalmente sus integrantes no perciben una remuneración respecto del tiempo que desempeñen sus funciones para la organización.

Por otra parte, se suele eximir de impuestos a estas empresas con el objetivo de colaborar económicamente con la causa que lleven adelante (aunque esto dependerá de cada país en particular).

Entre la gran diversidad de organizaciones sin fines de lucro, están:

  • Unicef: Una organización sin fines de lucro que busca proveer ayuda humanitaria a niños y madres de niños en países que se encuentran en desarrollo.
  • Cruz Roja: Movimiento humanitario que, principalmente, brinda ayuda a las personas que se encuentran afectadas por guerras y catástrofes naturales.
  • Servicios públicos: En algunos países, los servicios públicos son organizaciones sin fines de lucro, es decir, no buscan un beneficio económico, sino que proveer los servicios básicos a la población sin sacar ganancia de estos.
  • Un club deportivo de barrio: Es una organización sin ánimos de lucro, ya que no persigue el beneficio económico, sino deportivo para sus integrantes. Estos pueden abonar una cuota mensual, pero que va destinado a mantenimiento del club.

Edited by : Flavja Gjergji